1. 12/08/2011

      Fiat Ducato

      Los vehículos diseñados para el trabajo no siempre fueron considerados como utilitarios. Su origen no los vinculaba necesariamente con el ahorro de combustible. Sin embargo, esa concepción histórica dejó su lugar a la inteligencia: hoy, no hay razón para que los automóviles que se emplean para realizar las tareas más diversas sean gastadores. Es más, tanto ha evolucionado el concepto, que la economía operativa se ha transformado en una de las claves en estas unidades. Y entre aquellos que utilizan propulsores gasoleros, la llegada de los sistemas de inyección directa de alta presión con common rail revolucionó el segmento, gracias a una ideal combinación de alto rendimiento con disminución del consumo.
      Ejemplo de ese avance es el nuevo motor Multijet que equipa el Fiat Ducato: con una cilindrada de 2.237 cm3 (casi medio litro menos que el 2.8 de la serie anterior), entrega prácticamente la misma potencia (127 CV contra 130 CV) pero mejora sensiblemente el consumo y la autonomía: el rendimiento promedio es de 12,5 km/l.
      En gran medida, ese rendimiento es responsabilidad del destacado par motor de 30,7 kgm que aparecen a un régimen muy bajo: 1.800 rpm, giros que se mantienen siempre en la parte baja del tacómetro, incluso cuando se circula en ruta. Por ejemplo, a 110 km/h la aguja marca “escasas” 2.200 revoluciones. La velocidad máxima es de 156 km/h.
      El bajo consumo y el tanque de gran capacidad le permiten redondear una autonomía de 800 kilómetros.
      Además, otro de los beneficios que se le pueden atribuir a este nuevo motor es el bajo nivel de ruidos, una característica que es bien recibida sobre todo en vehículos de este tipo en los que los operarios pasan varias horas del día.

    1. Si bien los diseños de los furgones no siempre son los más elegantes, en el caso del Ducato, un maestro del estilo es el responsable de su figura: Giorgetto Giugiaro fue quien la dio las líneas que se mantienen inalteradas en este nuevo producto. Ahora incorpora tercera luz de stop, butacas delanteras individuales y asiento del conductor regulable en altura. La columna de dirección también se puede ajustar en altura una característica que permite mejorar la posición de manejo. En el mismo sentido contribuye la ubicación de la palanca en la plancha frontal, mecanismo que, al igual que los tres pedales, se deja accionar con suavidad.
      En el equipamiento de serie se destacan: dirección asistida, regulación interior de la altura de los faros, doble luz en la zona de carga y radio AM/FM con CD. Se pueden agregar varios opcionales, entre ellos, aire acondicionado, pack eléctrico, ABS, air bag para el conductor y faros antiniebla.
      La Ducato se comercializa con una sola motorización y en cuatro versiones, según la carrocería: Furgón Normal, Elevado y Maxicargo (la más larga de todas con 5.599 mm), y una variante que permite transportar hasta 10 pasajeros en total, denominada Combinato. En todos los casos disponen de carrocería de diferente altura (2,15 m, para Furgón y Combinato) y 2,45 m (las otras dos), una variedad que aparece también en la capacidad de carga: 1.530 kg y 9 m3 el primero; 1.620 kg con 10 m3 Elevado; 10 personas más 600 kg y 2,7 m3, Combinato y 1.640 kg con 12 m3 el último.
      Esta gama, que compite con productos de la talla del Mercedes-Benz Sprinter, el Iveco Daily, el Peugeot Boxer y el Citroën Jumper, se vende en valores que arrancan en los 125.900 pesos de la opción 1,5 T Corto y llega hasta los 141.600 pesos de la Maxicargo Techo Elevado con aire acondicionado. La garantía es de un año, sin límite de kilometraje.


Poné tu comentario