La gama Volkswagen Golf a prueba

Tuvimos la posibilidad de manejar todas las variantes de la línea Volkswagen Golf. Conocé todos los detalles, las características y las conclusiones de los test del Golf Variant, Golf GTI y Golf Trendline, después de más de 500 kilómetros por los paradisíacos paisajes de Salta.

La marca alemana realizó una megaprueba de los modelos de la gama de Volkswagen Golf en la provincia norteña y aquí te contamos las características de cada uno de los vehículos con sus prestaciones, confort y espacio interior.

El primero que manejamos fue el Golf GTI desde el Aeropuerto de Salta hasta Cafayate. Unos 200 kilómetros para comprobar las cualidades técnicas y deportivos que un modelo de estas características puede brindar. Está pensado para conquistar a sus fieles clientes con su poderoso motor de 220 caballos de potencia y las líneas deportivas que lo caracteriza.

Su estética respeta las líneas del Volkswagen Golf, pero tiene los “detalles” GTI. De esta manera, muestra una amplia diferencia con los modelos convencionales. El estilo deportivo se ve reflejado con una suspensión baja, los calipers de freno pintados en rojo y la doble salida de escape cromada. A su vez, cuenta con unas imponentes llantas de 18 pulgadas, faldones laterales y faros oscurecidos de LED.

Volkswagen Golf GTI

A su vez, el interior proyecta la misma tendencia que el exterior. Las butacas son deportivas, la pedalera es de aluminio y el volante, la palanca de cambios y el tablero de instrumentos llevan la línea de diseño GTI. Todos las costuras y los detalles están terminados en color rojo.

El GTI, que llega con carrocería de cinco puertas, cuenta con un motor 2.0 TSi de 220 caballos de potencia. Picante, rabioso y poderoso son adjetivos que le caben a la perfección. Lo picante se nota cuando se acelera de parado. En pocos segundos se puede llegar a los 100Km/h, sin ningún tipo de problema. Lo rabioso se siente en el cuerpo cuando se pisa el pedal derecho a fondo. Lo poderoso lo demuestra con su velocidad final.

La mecánica se completa con la excelente caja automática DSG de seis velocidades y doble embrague. Además del paso de marchas automático, se ofrecen las levas al volante para una conducción aún más deportiva, el cambio secuencial desde la palanca y el Modo Sport.

Toda la combinación le da un confort de marcha de excelencia pero siempre respetando las “reglas” deportivas. Suspensiones y neumáticos que marcan los defectos del camino y una estabilidad digna de un vehículo de competición. Su valor es de u$s44.180-.

En cuanto al Volkswagen Golf Variant fue uno de lo que menos manejamos pero pudimos hacer unos cuantos kilómetros por la ciudad de Cafayate. Como marca la historia de estas variantes, este modelo fue desarrollado sobre la base de los convencionales pero se les “agregó” un volumen en la parte trasera para transformarlos en familiares.

A decir verdad no se diferencia demasiado del Golf convencional salvo por el “pequeño” detalle de un tercer volumen en la parte trasera. Sus dimensiones también son bastante perecidas. Sólo los 4,56 metros de largo superan en 30 cm al hatch. Las demás medidas son de: 1,79 metros de ancho, 1,48 mde alto y 2,63 de distancia entre ejes.

Volkswagen Golf Variant

El Golf Variant está pensado para grandes familias. El volumen del baúl es de 605 litros con lo asientos en su posición normal. Si rebatimos la segunda fila llega hasta los 1620 litros de capacidad. Además, en los laterales hay dos huecos para pequeños objetos.

¿Que tan cómodo es el habitáculo? Cinco adultos pueden hacer varios kilómetros sin ninguna queja. Por supuesto el que más se va a mover es el que va en la quinta plaza (atras y en el centro) porque el apoyo brazo central de la plazas delanteras es amplio y de ahí salen las salidas de aire para los ocupantes traseros. La posición de manejo es buena. Regulaciones manuales en todos los sentidos, volante multifunción y espacio suficiente para cualquier tipo de estatura y peso.

El Variant sólo se comercializa con el motor turbo de 1.4 litros que desarrolla unos 140 CV. Se puede asociar a una caja manual de seis marchas o una automática de siete velocidades de doble embrague. Un modelo que tiene gran equilibrio entre el confort de marcha en ciudad y su dinámica en ruta. Su excelente comportamiento en ambas ocasiones se debe a que tiene la suspensión con eje trasero independiente y una amortiguación blanda.

Un vehículo que tiene sus clientes particulares que estarán satisfechos con lo que ofrece. Su combinación mecánica y su confort de marcha hacen que también sea una opción para alguno que tenga una familia numerosa y no quiera resignar prestaciones. Su valor es de $498.164-.

El Volkswagen Golf Trendline es la variante más económica de la gama y el equipamiento baja con respecto a sus hermanos de gama.

En cuanto a la posición de manejo, se puede decir que es cómoda. Todas las regulaciones son manuales, posee volante multifunción y el espacio es suficiente para cualquier tipo de estatura, algo que no es común en estos vehículos. Todo el panel de instrumentos es clásico y el contraste de la terminación gris con los plásticos negros le da un toque más de personalidad.

Esta versión equipa el naftero 1.6 de Volkswagen con una nueva tapa de cilindros de 16 válvulas e inyección multipunto. Con 110 caballos de potencia y un torque máximo de 155 Nm a 3.800 rpm, esta motorización es suave y tiene un confort de marcha admirable. Por supuesto no le vamos a pedir la aceleración del 1.4 TSI pero tiene sus puntos fuertes. Se combina con una transmisión manual de cinco marchas que tiene relaciones largas para mejorar el consumo.

Volkswagen Golf

Tiene un gran equilibrio entre el confort de marcha en ciudad y el comportamiento dinámico en ruta. A pesar de no tener la suspensión multilink de las otras versiones, el Trendline frena y dobla de manera excelente. Tiene una amortiguación blanda que se adapta para el tránsito en ciudad y para la solvencia en la ruta.

Todas las versiones del Volkswagen Golf tienen siete airbags (delanteros, laterales delanteros, de cortina y para rodillas del conductor), frenos con ABS, ganchos isofix, cinturones inerciales y apoyacabezas en todas las plazas, rueda de auxilio homogenea e indicador de cinturón de seguridad no colocado. También suma el sistema de seguridad que más pregono para los conductores, el control de estabilidad. Su valor es de $377.295-.

Después de varios años de ausencia, Volkswagen pudo volver a instalar en el mercado argentino la línea Golf que tanto estaban pidiendo sus diferentes (y fieles) clientes.